Llámanos: 964 254 888 info@hospitalveterinariodelmar.es

Perros y gatos, a priori, son dos especies muy distintas, ¿pero se pueden llevar bien? ¿Pueden ser felices cuando comparten casa? ¡Claro que sí! Eso sí, necesitan un periodo de adaptación y seguir una serie de pautas para que se acostumbren el uno al otro y puedan convivir en armonía. Vamos a darte algunos trucos para que los perros y los gatos vivan felizmente bajo el mismo techo.

Por lo general, la adopción de una segunda mascota en el hogar ya de por sí requiere seguir una serie de pautas para que tengan una buena convivencia entre ellos. Pero cuando se trata de reunir a animales de dos especies, como es el caso de los perros y los gatos, también hay que considerar las diferencias entre ellos. Este proceso es más sencillo cuando ambos son cachorros, aunque, con paciencia, se puede llegar a conseguir.

Dejar que se acostumbren al olor del otro

Hacer que se familiaricen con el olor del otro es clave en la aceptación del otro. ¿Cómo puedes hacerlo? Acariciando a uno y luego al otro para así impregnarlos con el olor del otro y que se puedan ir acostumbrando al olor del otro. De esta forma, reducimos la ansiedad o la agresividad que pueden sentir al estar en presencia de un animal del que no conocen su olor paulatinamente.

Separar sus espacios los primeros días

Puedes colocar a tu gato en un transportín durante sus primeros encuentros, lo que le permitirá a tu perro inspeccionar libremente el territorio y acostumbrarse al olor del felino. Eso sí, recuerda que para que tu gato no se sienta amenazado ni estresado es importante que coloques el transportín en un lugar elevado y seguro.

Si adoptas a un perro, es posible que tu gato no lo tolere de primeras. Este cambio puede alterarlo, ya que son animales rutinarios y no salen a la calle. Lo ideal es mantenerlo en una habitación a la que el perro no tenga acceso durante unos tres días para que, durante este tiempo, ambos puedan acostumbrarse al olor del otro.

Juntar a los animales

Pasado ese periodo de adaptación, se deben reunir a los dos animales siempre bajo vigilancia. Para ello, lo ideal es sujetar al gato para que el perro pueda acercarse a olerle y, además, ponerle la correa al perro para que, en caso de necesidad, puedas separarlos. Si se observa que se aceptan bien, podrías soltar al gato.

Poco a poco, tal y como veas que se van aceptando más, puedes reducir el grado de vigilancia. Con el tiempo, tolerarán mejor su presencia mutua, pero hasta estar seguros de que se respetan, es necesario que los supervises.

Cabe mencionar que hay perros que difícilmente aceptarán la presencia de felinos, por lo que a la hora de adoptar, los cuidadores del centro de adopción te podrán informar si ya han convivido con gatos y si se pueden amoldar a la presencia de uno de ellos.

Hospital veterinario en Castellón

Debemos recordad que, por supuesto, estos son consejos generales y que pueden existir casos particulares en los que se necesiten otro tipo de adaptaciones. Además, estamos hablando de pacientes sanos y alteraciones en su comportamiento. En caso de que exista algún problema de tipo etológico o comportamental se debe consultar siempre con un especialista. Ante cualquier duda, recomendamos consultar con tu veterinario habitual o un etólogo.

Si necesitas un veterinario en Castellón para cuidar a tu mascota, siempre puedes venir a visitarnos al Hospital Veterinario del Mar donde, además, contamos con un servicio de urgencias para atenderos a ti y a tu mascota siempre que lo necesites.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar diferentes análisis de nuestra web para mejorar tanto su experiencia como la nuestra y poder ofrecerle mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que consientes. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para gestionar las cookies y rechazarlas. Modificar cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar