Llámanos: 964 254 888 info@hospitalveterinariodelmar.es

El asma felina o bronquitis alérgica es una enfermedad respiratoria frecuente en gatos, y se produce por una inflamación de las vías respiratorias, que se pueden ver agravadas por distintos factores que veremos a continuación. Es una enfermedad más peligrosa de lo que pensamos, así que: ¡seguid leyendo! Os contamos sus síntomas para que sepáis identificar los problemas respiratorios de vuestros felinos. 

El asma felina puede tener distintos factores complicantes o agravantes de la enfermedad, entre ellos encontramos: 

  • La contaminación ambiental.
  • El humo del tabaco, de la chimenea o de las velas.
  • Arena felina que desprenda demasiado polvo. 
  • Moho y distintos tipos de ácaros.
  • Productos de limpieza, aerosoles y ambientadores. 

Por ello, debemos tener mucho cuidado con estos productos y evitar que nuestro felino inhale o huela estas sustancias para evitar que pueda sufrir un ataque de asma. 

Además, debemos tener en cuenta que las razas braquicefálicas (gatos con la cara plana como los persas), que tienen más tendencias a problemas respiratorios, si además son asmáticos, pueden llevar de peor forma la enfermedad . 

Síntomas del asma felina

El síntoma más evidente que encontramos de esta enfermedad es la dificultad respiratoria. Aunque existen otros síntomas: 

  • Tos intensa, que puede llegar a producir arcadas. Esta tos se caracteriza porque el gato parece que quiera expulsar algún objeto extraño que se hubiera tragado. 
  • Respiración rápida o ruidosa. Este síntoma nos alerta de la falta de oxígeno. En los casos más graves observamos como los gatos respiran por la boca. 
  • Se niega a realizar ejercicio o no lo tolera. Si nuestro gato sufre de asma evitará moverse, ya que no tendría energía a causa de la falta de oxígeno. 
  • Silbidos al exhalar el aire. 

Puesto que un ataque agudo de asma felino es una actividad clínica grave que puede llegar a suponer un compromiso vital para el gato, es imprescindible que ante cualquier síntoma nos pongamos en contacto con el veterinario. Aunque podéis estar tranquilos, ya que un gato con asma puede llevar una vida perfectamente normal si se trata adecuadamente.

Además, os recordamos que en nuestro hospital veterinario contamos con servicio de urgencias y UCI 24 horas. Por lo que no es necesario esperar para un diagnóstico y un rápido tratamiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar diferentes análisis de nuestra web para mejorar tanto su experiencia como la nuestra y poder ofrecerle mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que consientes. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para gestionar las cookies y rechazarlas. Modificar cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar