Llámanos: 964 254 888 info@hospitalveterinariodelmar.es

¿Un gatito nuevo va a llegar a tu hogar? ¡Qué alegría! Un minino es una estupenda opción de compañía: son animales muy cariñosos, se adaptan muy bien a la vida en un piso, son muy limpios y no se tienen que sacar a pasear, lo cual es toda una ventaja para quienes no estén mucho en casa. Por lo general, los gatos son muy fáciles de cuidar, pero hoy queremos comentar algunos errores típicos para evitar comportamientos indeseados por parte de tu minino, ¡vamos a ello!

Descuidar su educación

Los gatos, por su naturaleza, son más complicados que educar que un perro; pero eso no quiere decir que haya que descuidar este aspecto. Crear un vínculo con él/ella y que asimile la presencia de su dueño/a como algo agradable es imprescindible.

Corregirle en el momento en el que no haga algo bien de forma clara y precisa (y, sobre todo, nunca de manera violenta) es muy beneficioso para ambos, pues así se logra una mejor convivencia.

No vacunar a los gatos

Aunque cada vez es menos común, sí que hemos visto casos en los que se tiene la creencia que, al no salir de casa, no necesitan vacunarse como los perros. Pero esto no es así para nada: aunque no tengan en mismo riesgo que los canes, no es imposible que cojan ciertas enfermedades. Por eso, debe ser un veterinario profesional quién establezca su calendario de vacunación para evitar posibles complicaciones. Y lo mismo ocurre con la desparasitación: hay que seguir las pautas que nos dicte un profesional para garantizar su salud.

No valorar la posibilidad de esterilizarlo

La época de reproducción de los gatos conlleva comportamientos algo incómodos para los dueños y, además, pueden ser peligrosos para su salud. Los machos, pueden volverse agresivos e incluso escaparse al detectar una gata cerca en celo. Por su parte, las gatas que tengan acceso al exterior podrían volver con una descendencia indeseada. Si no quieres que tus gatos tengan crías, lo mejor es esterilizarlos para, además, prevenir enfermedades como los tumores del útero, de mama o de ovarios, por ejemplo.

Sobrealimentar a tu gato

Como explicamos hace poco, sobrealimentar no es amor. La obesidad en gatos es cada vez un problema más frecuente y, por ello, es esencial que no le des más comida de la que necesita. El sobrepeso puede ser el desencadenante de otras enfermedades y, además, reduce considerablemente su esperanza de vida.

No prestar atención a su caja de arena

Los gatos, como hemos dicho antes, son animales muy limpios. Si no encuentran que su caja de arena está lo suficientemente limpia, buscarán otro lugar en el que hacer sus necesidades (piensa en lo que sentirías tú si constantemente te encontrases un baño sucio…). Para evitar que tu gato/a acabe haciendo sus deposiciones en lugares indeseados (como podría ser tu alfombra, almohada, cama…), te recomendamos que limpies su arenero mínimo dos veces al día y que tengas siempre un arenero más que número de gatos tengas en casa.

Cuidamos de tu mascota en Castellón

Esperamos que esta información te ayude a no cometer errores de novato/a para cuidar a tu gatito/a. Si necesitas un veterinario en Castellón, siempre puedes venir a visitarnos al Hospital Veterinario del Mar donde, además, contamos con un servicio de urgencias para atenderos a ti y a tu mascota siempre que lo necesites.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar diferentes análisis de nuestra web para mejorar tanto su experiencia como la nuestra y poder ofrecerle mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que consientes. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para gestionar las cookies y rechazarlas. Modificar cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar