Llámanos: 964 254 888 info@hospitalveterinariodelmar.es

Si tienes la suerte de tener un gatito en casa, seguro que ya sabes que son animales exigentes y territoriales y, por eso, es imprescindible que tengamos un espacio acondicionado para que ellos hagan sus necesidades. Vamos a darte una serie de consejos para escoger un buen arenero para gatos, para que tu minino tenga el retrete que tanto se merece.

Seguro que te has dado cuenta de que existen diferentes tipos de areneros para gatos, con distintas formas, alturas y colores. Antes de tomar la decisión de qué arenero comprar, te recomendamos que pienses detenidamente en cuáles son las necesidades de tu gato y sus preferencias personales: ¿prefiere un arenero cubierto en el que tendrá más intimidad o uno descubierto para poder seguir vigilando? Cada gato es un mundo y, por eso, cada uno tiene su arenero perfecto.

Altura de la bandeja

Para gatitos pequeños o con problemas de movilidad, lo mejor es que optes por un arenero que no sea muy alto y al que pueda acceder con facilidad. En este caso, la mejor opción es que las bandejas tengan bordes bajos o que cuenten con una entrada accesible.

Pero si tu gato puede acceder perfectamente a una bandeja un poco más alta, lo recomendable es que tenga entre 30-40 cm de altura para evitar que las piedras se esparzan por toda la casa con facilidad.

Tamaño del arenero

Cuanto más grande sea tu gato, más grande necesitarás que sea el arenero. Es importante que tu gato no sienta que ese espacio es muy justo, pues lo ideal es que pueda sentirse libre de moverse y tener donde escarbar.

¿Con tapa o sin tapa?

Por lo general, los mininos que necesitan ir mirando a su alrededor cuando hacen sus necesidades suelen preferir los areneros sin tapa. Estos areneros son más económicos y son muy prácticos; aunque cabe decir que con este tipo de arenero es más fácil que la arena o piedras que utilices se vayan desperdigando por la casa.

Los areneros son tapa, por su parte, son una muy buena elección cuando hay bebés en casa y, además, suelen ser más efectivos contra los malos olores y el desbordamiento de arena. Sin embargo, tienen una ventilación menor y si no se es constante en el cambio de arena, se producirán malos olores igualmente. Además, los areneros cerrados, precisamente por estar menos ventilados, están contraindicados en pacientes asmáticos. De todas formas, si tu gatito/a tiene asma, te aconsejamos que trates este tema con tu veterinario/a para que te aconseje cuál sería el mejor tipo de bandeja para él/ella y así evitar que inhale polvo.

¡Un apunte más! Desde el punto de vista etológico, siempre se aconseja tener un arenero más que número de gatos que tenemos en casa. Por ejemplo, si tenemos un gato, se aconsejan dos areneros, mientras que si tenemos tres se recomienda tener cuatro repartidos por toda la casa. Estos areneros tienen que estar bien distribuidos, pero nunca donde estén el comedero y el bebedero (¡a nadie le gusta hacer sus necesidades donde come!), ni en sitios que puedan perturbarlos; como sería cerca de la lavadora.

Esperamos que esta información te haya resultado muy útil y que os ayude a escoger el mejor arenero para gatos en tu hogar. Recuerda que puedes venir a visitarnos cuando quieras, pues también contamos con un servicio de urgencias en nuestro Hospital Veterinario del Mar en Castellón. ¡Te estaremos esperando!

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar diferentes análisis de nuestra web para mejorar tanto su experiencia como la nuestra y poder ofrecerle mejores servicios. Si continúas navegando, consideramos que consientes. Puedes consultar nuestra Política de Cookies, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para gestionar las cookies y rechazarlas. Modificar cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar